El confinamiento ha cambiado algunos aspectos del estilo de vida de las personas. Ahora somos más conscientes de la importancia de la salud, el bienestar y hemos descubierto habilidades blandas que tal vez desconocíamos en nosotros mismos.

Sin embargo, poco a poco estamos volviendo a las rutinas que se habían detenido, volver a lugares que habíamos dejado y buscar la forma de retomarlos con la mejor actitud, transformando e innovando para tratar de evitar repercusiones psicosociales que enfrentaremos al regresar a estos espacios y rutinas.

 

¿Cómo evitar estos riesgos?  Estamos hablando de un grupo de empleados que puede llegar a su lugar de trabajo con un nivel de estrés emocional elevado debido al confinamiento y sabemos ahora más que nunca que las empresas son las primeras interesadas en mantener la salud de su personal. La solución está básicamente en tres pasos: Identificación, prevención  y comunicación.

 

Lo que conocemos es una gota, lo que no conocemos es un océano.

El estrés y el agotamiento laboral son claros indicativos de un problema psicosocial en los empleados, si llegas a observar alguno de estos comportamientos:

  • Investiga las condiciones laborales
  • Observa la organización de las tareas
  • Alerta a las relaciones entre empleados

 

Existen diferentes respuestas que podrás identificar en el regreso al trabajo de tus colaboradores, habrá quien regrese más consciente de la situación y busque ser útil en sus labores, podrías reconocer a aquellos que han logrado valorarse a sí mismos y regresan con una actitud más alegre, y con nuevas áreas de interés o bien los empleados que encuentran difícil el reencuentro con sus compañeros, el ambiente les parece estresante y se irritan con facilidad. No importa cuál sea el caso, dedica tiempo para identificar las posibilidades y aprovecha cada oportunidad para crear un espacio para reflexionar.

 

No es el estrés lo que nos mata, es la reacción al mismo.

 

Sabemos que es imposible tratar de mantener a todo tu equipo con una buena salud emocional, cada persona experimenta diferentes experiencias y reacciona de acuerdo a ellas, sin embargo, tu empresa deberá contar con un plan de prevención para evitar estos riesgos psicosociales que crean una inestabilidad emocional (NOM-035), para esto es importante revisar, medir y analizar previamente diferentes aspectos de tu organización como:

 

  • La cantidad de horas laboradas
  • El absentismo laboral
  • La rotación de personal
  • El rendimiento organizacional

 

Conociendo los resultados, podrás prevenir el aumento en estas áreas y contar con un plan para evitar el estrés laboral en tus colaboradores y lograr un equipo estable y sobre todo, eficiente.

 

La comunicación efectiva comienza con la escucha

 

Aún y cuando tus empleados estén trabajando en una modalidad hibrida o bien ya estén por completo en nivel presencial, es importante que mantengas un canal de comunicación abierto.  Encontrarás que todos se sentirán más apreciados y bajará el nivel de estrés y riesgos psicosociales al conocer sus experiencias y las motivaciones que tienen. Realiza preguntas a tu equipo como:

 

  • ¿Qué hiciste los últimos días?
  • ¿Qué esperas en esta reincorporación al trabajo presencial?
  • ¿Existe algo negativo o positivo que hayas experimentado?

 

Conocer a tus empleados les da la sensación de sentirse apreciados, se sentirán tranquilos y confiados en que su empresa los escucha y cuida su bienestar, lo que a final de cuentas resulta en trabajadores comprometidos y eficaces.

 

 

 

 

Fuente: | CentralTest |